Arte y Gastronomía. El acto de comer y su repercusión artística

arteygastronomía_ucmgastroEsta semana y previa festividad de San Isidro vamos a contar con una clase magistral titulada “El acto de comer y su repercusión artística” a cargo de Mónica Oliva Lozano, Doctora en Bellas Artes (2013) y licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid (1996).

Mónica Oliva Lozano es profesora en la Facultad de Bellas Artes desde 2008. Su perfil profesional pasa también por la investigación; es artista visual y miembro del grupo de investigación El libro de artista como materialización del pensamiento. Además de haber participado en ferias tanto nacionales como internacionales, realizado exposiciones como comisaria y artista, y ofrecer conferencias,  ha publicado artículos sobre el libro como medio artístico.

mónica_ucmgastro_arteygastronomíaLa necesidad de profundizar en lo gastronómico no sólo desde la comunicación y el periodismo sino desde cualquier otro ámbito en el que la comida, y el acto social que implica, también tienen cabida en el curso Periodismo Gastronómico y Nutricional de la UCM.

Durante miles de años, la humanidad ha estado documentando alimentos y comida a través del arte. Los antiguos romanos pintando bellas imágenes de naturaleza muerta, mientras que el progreso y la destreza de los artistas, a lo largo de los siglos posteriores, han estado centradas en mercados, escenas de caza, ceremonias religiosas, etc., hasta llegar al eat art y otras novedosas disciplinas.

La conexión artística con la gastronomía es inevitable, ineludible, más aún a raíz de la espectacularidad, precisión y técnica que ha experimentado la alta cocina a nivel mundial.

El trabajo que esta profesional ha desarrollado con la investigación de las relaciones entre el arte y la comida, que llegó a culminar en su tesis doctoral sobre El acto de comer en el arte. Del eat art a Ferran Adrià en la Documenta 12.

Mónica Oliva Lozano ha publicado también Recetarios de artista, y colabora con el Espacio Fundación Telefónica en la elaboración de las actividades educativas con motivo de la exposición de Ferran AdriàAuditando los procesos de creación. Su última colaboración con la Fundación Telefónica ha sido la propuesta y coordinación del taller “Arte generativo y alimentos: diseñando su tejido con Processing“, (2015).

Un otoño de cine, de cine gastronómico. Llega Film&Cook

Film and CookConvertido en icono del festival Film&Cook, esta bota que es al tiempo  un homenaje entrañable y un guiño a la obra maestra de Chaplin, La quimera del oro, repite por tercer año consecutivo aportando sustanciosas novedades. La primera de ellas es que Film&Cook va a desarrollarse en dos ciudades: Madrid y Barcelona. O sea, que los madrileños estamos de suerte porque tendremos nada menos que cuatro días repartidos en dos fines de semana: 9 y 10, y 16 y 17 de noviembre en la Cineteca del Matadero de Madrid.

El estreno en la capital no se debe más que a la pretensión de acercar el festival a un número mayor de público cuya representación ha ido en aumento desde que se pusiera en marcha éste y otros festivales que han unido placeres. Porque descubrir, trabajar y experimentar la relación entre dos de los conceptos y artes que rodean nuestra vida como son el cine y la gastronomía es una gran idea. Y si la gastronomía tiene su centro en el gusto no es menos cierto que también ha de alimentarse nutriendo las neuronas. He aquí el papel de las artes, o de otras artes dejando así al margen la polémica entre arte y cocina, he aquí el papel de uno de ellos, el cine, del séptimo arte que ha venido enriqueciendo nuestra existencia desde hace ya más de un siglo.

En esta ocasión la programación incluye películas que oscilan o abarcan desde la salud con Battling Obesity, los sueños y  las oportunidades ‘enlatadas’ de Canned Dreams, o las más que interesantes reflexiones sobre los antibióticos y la industria ganadera que esconde el seductor título Dancing with horned ladies. La incesante búsqueda de la sopa de la vida, o el descubrimiento del amor y desamor, encuentro y desencuentro del que se componen vida y cocina.

Film&Cook está dispuesto a enriquecernos y también está dispuesto a ser solidario porque el festival se ha sumado a “Cocina Conciencia”, un proyecto de la Fundación Raíces que promueve la incorporación laboral y social de jóvenes, españoles e inmigrantes en situaciones de vulnerabilidad, en el sector de la restauración a través del cual se pretende la creación de vínculos humanos con los que recobrar la ilusión y acometer un proyecto de vida. En “Cocina Conciencia” colaboran, por ejemplo, chefs como Andoni Luis Aduriz, Paco Pérez, Quique Dacosta o Ramón Freixá.

Pero además y como novedad este año Film&Cook seleccionará de entre todas las proyecciones que participen en su sección competitiva al mejor cortometraje y largometraje, y será precisamente la sede de Madrid la que hará público el nombre de los dos galardonados que, eso sí, tendrán que esperar a la clausura del festival en la sede de Barcelona para hacerse con sus respectivos premios.

Desde UCMgastro estamos más que seguros del éxito que va a cosechar Film&Cook, del que vamos restando días y al que sentimos un poco nuestro. Por eso queremos agradecer, a todas las personas que de una u otra manera participan en la organización del mismo, la invitación para acompañarles durante las proyecciones de Madrid. Gracias a un acuerdo entre la organización de Film&Cook y el curso Expertos en Periodismo Gastronómico y Nutricional de la UCM los alumnos ya titulados de este curso podrán beneficiarse de un 20% de descuento sobre el precio de venta al público de las entradas. Estamos contentos y encantado de haber establecido esta colaboración con la que divulgar y promocionar la cultura y la formación gastronómica a través de la pantalla. ¡Este otoño sí que va a ser de cine!

Arte y gastronomía

Imagen extraída del blog: seislienzosenblanco.blogspot.com.es

Imagen extraída del blog: seislienzosenblanco.blogspot.com.es

Gastronomía, exaltación de los sentidos. Arte, expresión creativa de la espiritualidad del hombre. Arte y Gastronomía, ¿simbiosis o abstracción? En cualquier caso y sea cual sea la respuesta o división, la gastronomía también puede experimentarse, sentirse, a través de la mirada. Pintura, escultura, fotografía… artes.

Arte. Arte y gastronomía fundidos para explicar, cuestionar o reinterpretar las relaciones de la comida y el hombre. Inspiración y mensajes. Narraciones sin palabras. Y toda una evolución que desde el bodegón hasta la imagen digital llega a nuestros días con la comida y sus relaciones como protagonistas.

Yanet Acosta (gastroperiodista, escritora de ‘gastronovela negra’ y docente universitaria) será la encargada de analizar, de contextualizar, este aspecto no exento de polémicas y siempre con infinidad de enfoques. Uno de los más llamativos viene sin duda de la mano de la imagen fotográfica. Hay muchos ejemplos, dejaremos el titulado Del bodegón al porno food como referencia. Una exposición de la que Acosta fue comisaria y con la que vuelve a aflorar la siguiente pregunta: ¿es la gastronomía un arte? Para algunos indudablemente (incuestionablemente) sí, para otros no.

A pesar de la condición efímera de los alimentos, cuando trasvasan la función nutritiva para provocar múltiples, intensas y muy personales sensaciones en el comensal; cuando el alimento deja de ser algo material para transformarse en una experiencia difícil de clasificar; una experiencia que se debate entre el alma y un estado claramente superior, entonces es cuando esa construcción compleja y sabiamente elaborada se convierte en algo inolvidable que deja impronta en la memoria. Inmortalizar ese momento; dejar constancia a través de las artes de una u otra manera, con una u otra disciplina, ya  sea para exaltar, suscitar o criticar es un aspecto que conforme a las modas ha estado presente en todas las épocas. Cuestión rica y compleja en la que ahondaremos en profundidad.